Análisis del cambio de imagen de Scotiabank


En mayo del 2019 Scotiabank, el banco con mayor alcance internacional de Canadá lanza su nueva imagen, y ya en este 2020 se comienza a ver en algunas de las sucursales, aprovechando la absorción del Banco del Progreso para ser pública su nueva identidad corporativa.


El cambio del Scotiabank no ha sido un cambio radical, ha sido una evolución progresiva de su logo anterior, acción que los actualiza a las nuevas necesidades de comunicación visual. Me parece muy atinado que un banco con tal alcance institucional y comercial haya tomado la decisión de evolucionar sobre la base de su imagen existente, a diferencia de otros cambios totales que se ha llevado a cabo en la banca dominicana.


Por diversas razones siempre he apoyado una evolución de la marca misma y dejar los cambios radicales solo para situaciones extremas que sí lo ameriten. Esto es, que la evolución de una marca a partir de quien la precede, es muchísimo más económica (en términos de cambio de papeleria ligera, letreros, entre otros), hace la transición menos traumática tanto para la empresa como para sus clientes, no pierde en su totalidad su reconocimiento de marca y les permite a las empresas convivir con ambas piezas de diseño mientras se erradica, en su totalidad, la imagen anterior; tal cual como se puede percibir con el banco canadiense.


Las línea rojas representan la nueva imagen. Las líneas grises representan la imagen anterior



Sustentaré mi análisis del cambio, bajo los siguientes elementos que componen la imagen visual corporativa del banco:


Color



Mantienen el rojo como color principal. Color que ha caracterizado al Scotiabank desde sus inicios, preservando así unos de sus elementos identificativos principales. Este detalle crea un vínculo de fuerte reconocimiento por parte del público, asegurando que los esfuerzos para el reconocimiento de marca anteriores, no se han echado a perder en su totalidad.


La novedad en el uso de color, radica en la inclusión de variantes secundarias, con el objetivo de señalar la diversidad de negocios financieros que engloba la marca Scotiabank en el mundo.


Forma


La forma actual del símbolo es muy similar a la anterior, mantiene los mismos elementos de manera simplificada, a la vez que se le hace más hincapié al significado de estos.


El círculo completamente redondo haciendo alusión al mundo global en donde vivimos. A este elemento que compone el símbolo se le eliminó las líneas de paralelos y ecuador, lo que resalta mucho más la figura circular, ofreciendo más potencia visual.


La S ha sido estilizada y en conjunto con el círculo conforman la nueva imagen del símbolo ya reconocido mundialmente en donde se nota el cambio sin negar su trayectoria pasada, dando así la sensación de confianza que debe de proyectar un banco.


Tipografía



Se ha diseñado una tipografía totalmente personalizada a partir de los detalles del logo, propiciando una mayor complementación del isotipo y el logotipo. Ha sido una manera muy acertada de incluir en su nombre características y detalles posiblemente invisibles para el cliente común, pero que sí logra la sensación de armonía y tranquilidad que debe reflejar la imagen de todo banco.


La nueva tipografía diseñada para la nueva imagen de Scotiabank se llama Scotia.


En el análisis del cambio de imagen de Scotiabank, no he tenido que puntualizar muchos aspectos negativos o resaltar áreas de oportunidades, pues la evolución y aplicación de la nueva imagen, según mi opinión, ha sido muy acertada. Enhorabuena!


© 2019 Lony Fernández Álvarez

  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
Lony-Azul.png