top of page

Uso de los colores en la política dominicana

Los colores juegan un relevante simbolismo en la vida cotidiana. Existen simbolismos universales asociados al color aún entendiendo que puedan existir discrepancias culturales como lo he descrito en mi artículo Colores que hablan: impacto del color en la comunicación. El color y su simbolismo no escapa de la política. Por ejemplo, podemos asociar culturalmente el color rojo al comunismo.

En la década de los 90, la política dominicana se caracterizaba por la identificación de los partidos a través de sus colores. Estaban los blancos (PRD), los rojos (PRSC) y los morados (PLD) como partidos mayoritarios. Sin embargo, hoy en día, según los datos proporcionados por la Junta Central Electoral (JCE), que es el órgano rector encargado de registrar las organizaciones políticas y facilitar la celebración de las elecciones en República Dominicana, para las elecciones de 2024, el país cuenta con 34 organizaciones políticas reconocidas e inscritas para participar en las elecciones en sus diferentes niveles.

La JCE los divide en dos grupos principales: partidos mayoritarios y partidos minoritarios. Los mayoritarios son aquellos que, en promedio de los diferentes niveles de elección (municipal, congresual y presidencial), alcanzan un promedio de al menos un 5%. Para el año 2024, estos partidos son 4: el Partido Revolucionario Moderno (PRM), el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el Partido Fuerza del Pueblo (FP) y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD). Los partidos minoritarios, por su parte, son todos aquellos que han obtenido un desempeño promedio en todos los niveles de elección menor al 5%, y para las elecciones del 2024, la boleta está conformada por 30 de estos partidos. Es importante señalar que algunos de estos partidos minoritarios son de reconocimiento reciente y participarán por primera vez en una jornada electoral dominicana.

Para los dominicanos 34 partidos representan una cantidad considerable, y la intención de este artículo no es analizar exhaustivamente la composición partidaria del sistema político dominicano.

En cambio, lo que pretendo es confrontar el uso del simbolismo de los colores en la política dominicana y examinar si estos son coherentes con el perfil psicológico asociado a cada color. En este análisis del uso del color en la política dominicana, me centraré en los 5 principales partidos y mencionaré algunos casos particulares que destacan por los colores que los representan. También presentaré un análisis de los colores más utilizados y cómo se reflejan en la boleta electoral presidencial.

Simbolismo de los colores según los partidos políticos:

  • Partido Revolucionario Moderno (PRM). Según los estatutos publicados en su página web con fecha del 30 de enero de 2022, no se especifican sus colores de manera explícita, aunque se dejan implícitos en la descripción de sus símbolos, como su escudo y bandera, donde se indica que los colores a utilizar son el blanco y azul, ambos en un 50% divididos por una franja dorada. Un detalle que llama mi atención es que especifican el Pantone a utilizar para el color azul, siendo este el 2728C. Sin embargo, no se explica el simbolismo detrás de estos colores. El color blanco, en la psicología del color, evoca ideas de pureza, inocencia, optimismo, frescura, limpieza y simplicidad. Por otro lado, el azul está asociado con la libertad, verdad, armonía, fidelidad, progreso, seriedad y lealtad.

  • Partido de la Liberación Dominicana (PLD). En los estatutos del PLD, sólo se menciona el color morado en la descripción de su bandera. El morado está asociado, según la psicología del color, con la libertad, verdad, armonía, fidelidad, progreso, seriedad y lealtad. Además, este color también ha sido asociado en la política con los movimientos feministas.

  • Partido Fuerza del Pueblo (FP). Este es otro partido que tampoco explica la simbología de sus colores. En la descripción de sus símbolos indica que su color es el verde y este, a su vez, se asocia según la psicología del color, con la naturaleza, esperanza, equilibrio, crecimiento y estabilidad. La FP cuenta con una especie de manual de marca que explica cómo deben utilizarse sus símbolos.

  • Partido Revolucionario Dominicano (PRD). El PRD establece en la descripción de su bandera el color blanco como representativo de la organización según sus estatutos. Este color se asocia, según explica la psicología del color, con la pureza, inocencia, optimismo, frescura, limpieza y simplicidad.

  • Partido Reformista Social Cristiano (PRSC). El PRSC expresa en su página web que su color representativo es el rojo, sin proporcionar ningún simbolismo específico. Sin embargo, según la psicología del color, este está asociado a la fortaleza, pasión, determinación, deseo, amor y valor.

Entre los 34 partidos, hay algunos que destacan por los colores que utilizan. Entre ellos, puedo mencionar al Partido Acción por la Democracia (APD), que utiliza el gris como color distintivo, y al Partido Opción Democrática (OD), que emplea el marrón como color emblema de su organización. Destaco a estos partidos por usar colores poco comunes en la política.

Analicemos la boleta.

Para analizar el uso del color por los partidos políticos, analizaremos la composición de la boleta electoral presidencial para el 2024 según dispone la Junta Central Electoral (JCE).

Como se puede observar en la imagen que he diseñado para referirme a la composición de la boleta electoral, he tomado en cuenta el orden de los partidos políticos dictados por la JCE y las imágenes de la boleta presidencial para el 2024 mostradas a la prensa nacional dominicana.

La boleta está compuesta por una cuadrícula de 7 columnas y 5 filas, lo que totaliza 35 casillas. Estas casillas están numeradas de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Es importante destacar que la casilla número 35 queda vacía.

Con el fin de calcular el uso de los colores por los partidos políticos, he dividido cada casilla en 12 sectores. Para determinar el impacto del uso del color, recomiendo primero calcular la cantidad total de sectores presentes en la boleta. Multiplicamos la cantidad de casillas (35) por la cantidad de sectores en que dividimos cada casilla (12), lo que resulta en 35 x 12 = 420 sectores de color.


Para determinar el porcentaje de uso de cada color por parte de los partidos políticos en la boleta, utilizaremos la siguiente fórmula que nos permitirá calcular cuánto contribuye cada partido político al color total representado en la boleta electoral:



Al aplicar la fórmula anterior, podemos establecer el porcentaje de uso de los colores en la boleta electoral. Los resultados muestran que el color azul representa un 23.87%, el verde un 20.89% y el blanco un 15.36%, siendo los colores más utilizados por los partidos políticos dominicanos.

Es importante señalar que para hacer este estudio más viable, he agrupado los colores por sus tonalidades. A continuación, se presentan los colores identificados:


Azul: 23.87%, verde: 20.89%, blanco: 15.36%, rojo: 9.05%, naranja: 8.10%, amarillo: 6.90%, gris: 2.86%, marrón: 2.86%, morado: 2.86%, crema: 2.50% y negro: 1.90%. El 2.86% de la boleta no es utilizado y corresponde a la casilla 35.

Conclusiones.

Es interesante notar cómo a lo largo de los años los militantes de los diferentes partidos políticos dominicanos defienden los colores representativos de sus organizaciones como si tuvieran algún simbolismo ideológico. Sin embargo, como hemos podido observar, la realidad es diferente, al menos en los cinco principales partidos. En los estatutos de estos partidos no se hace referencia alguna a la simbología de sus colores o al por qué de los mismos. Esto sugiere que los colores se han convertido en un aspecto meramente mercadológico y diferenciador en el ámbito político.

Este análisis ofrece una perspectiva interesante sobre el uso del color en la política dominicana y cómo los partidos y candidatos lo utilizan en sus campañas. Es evidente que, en la era actual de saturación visual, el color desempeña un papel crucial en la comunicación visual y la diferenciación de las organizaciones políticas.

Es notable que algunos partidos opten por tonalidades que evocan sus símbolos tradicionales, mientras que otros buscan asociarse con valores más amplios, como el nacionalismo o la modernidad, a través de combinaciones de colores específicas. Esto sugiere una estrategia consciente por parte de los estrategas políticos para comunicar mensajes emocionales y simbólicos a través del color. Además, de destacar cómo el uso del color puede variar incluso dentro de un mismo partido, dependiendo del nivel de elección y del candidato específico. Esto subraya la importancia de la personalización y adaptación de las estrategias de color según el contexto y las preferencias del electorado en cada región.

En resumen, mi deseo es que este análisis les permita reflexionar sobre el poder del color como herramienta de comunicación política en la República Dominicana, y cómo su uso estratégico puede influir en la percepción pública y en el éxito o no de una campaña electoral.

Ahora me gustaría leer sus propias conclusiones ¿Qué les ha parecido este análisis? Los leo en la caja de comentarios.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page