Marcas perdidas

Las marcas de productos y servicios se convierten en nuestro diario vivir, siendo parte de nuestras costumbres e idiosincrasia popular, así como la tradición de celebrar el día de los muertos cada 2 de noviembre, en este artículo le hablaré de esas marcas que ya han muerto. Como expuse uno de mis artículos de este año Behind the brand y citó: “Las marcas son parte de nuestro diario vivir. Es, definitivamente, una realidad que nos dan en la cara en esta sociedad consumista… En este párrafo del artículo señalado, más adelante mostraba una agenda de un día en donde se describe el uso y la influencias de las marcas en un día normal de cualquier individuo.

Tomando en cuenta la postura que logran asumir algunas marcas a través de sus estrategias de comunicación y publicidad, es inevitable que se conviertan en una parte esencial de todos nosotros, hasta llegar al punto de ser nosotros mismos quienes determinamos algunas decisiones importantes sobre estas marcas. Cuando no se nos consulta como consumidores, nos sentimos excluidos e inconformes a tal punto que realizamos protestas públicas y acciones que obligan a los ejecutivos de la marca a disculparse y retractarse de las acciones tomadas, como es el ejemplo de Coca-Cola en 1985 con el caso de Coke New, considerado como un suceso innegable del poder que tenemos como individuos y consumidores sobre las marcas que se convierten, a su vez, en parte de nuestra cultura.


Existe una evidente realidad y es que las marcas, al igual que las personas, mueren por diversos factores que van desde quiebras económicas, hasta malas decisiones administrativas que las eliminan para siempre sin importar su popularidad y posicionamiento. Marcas como Kodak o Blackberry, que pese haber sido líderes en diversos mercados, ya no ofrecen los productos o servicios que las convirtieron en líderes y aún existen, reinventándose y ofreciendo nuevos servicios o productos, aunque no alcancen el éxito que las sucedieron.


Es común ver marcas importantes pasar por problemas financieros o reinventarse y pasar a manos de dueños nuevos para salir a flote, que aún no manteniendo la cuota de mercado que llegaron a acaparar en su momento, siguen siendo parte de nuestro día a día. Lo podemos ver en marcas como la italiana Fila que ahora pertenece a un grupo empresarial sur coreano, así como cientos de ejemplos más.

¿De qué les quiero hablar en este artículo? De esas marcas que han desaparecido para siempre y fueron parte de nuestra construcción social. Además les recordaré algunas marcas dominicanas y extranjeras que hoy en día ya no están con nosotros y en algunos casos aún las añoramos.


Codetel (1930 - 2011)


La Compañía Dominicana de Teléfonos, mejor conocida por más de 81 años como CODETEL. Para la fecha de este artículo, ya 11 años de la desaparición de una de las marcas más icónicas de los dominicanos.



Durante el cuatrienio del 2003 al 2007 el nombre CODETEL había sido eliminado del léxico popular dominicano, pero en el 2007 por la compra de Carlos Slim a Verizon, los nuevos dueños la renombraron con el nombre de CODETEL hasta el 2011 cuando toda la compañía pasó a llamarse Claro Dominicana.


Tricom (1988-2017)


La compañía telefónica que rompió el monopolio de CODETEL reinante en el mercado dominicano de las telecomunicaciones fue TRICOM en la década de los 90´s. Desde entonces, la marca se posicionó como la segunda compañía de importancia en el sector de las telecomunicaciones hasta su adquisición por parte de Altice Europe N.V., que a la vez adquirió a Orange Dominicana fusionando a ambas empresas en una sola en el 2017 conocidas en la actualidad como Altice Dominicana.



Para el año 2011 TRICOM presenta una nueva imagen tras completar la fusión de la ya adquirida Telecable Nacional en años anteriores, simplificando sus unidades de negocios bajo la marca TRICOM. Esta nueva imagen fue considerada en ese entonces como un retroceso visual en comparación con la anterior, donde contaba con una mascota publicitaria (un cachorro de perro) como recurso que cerraba los comerciales con un ladrido nostálgico.



Banco del Progreso (1974 - 2020)


Es evidente que en 2020 el covid afectó algunas marcas. Aunque algunas no tienen nada que ver un tema con el otro, más bien se trata de una simple coincidencia en el tiempo. Aunque su nacimiento data de 1974, no es hasta 10 años después, en 1984, que comienza a llamarse como Banco Dominicano del Progreso. Antes del cambio de nombre en la década de los 80´s, el primer nombre oficial del banco fue First National Bank of Boston.

Ya en el año 2018, Scotiabank anunció la adquisición del Banco Dominicano del Progreso por un monto de US$330 millones, fusión que se completó en junio del 2020.


Ajax Clorox


¿Ajax o Clorox? Aunque las marcas genéricas de las cadenas de supermercados le ha usurpado el protagonismo a las tradicionales de Colgate Palmolive o P&G en el renglón de artículos de limpiezas y principalmente en el producto de cloro como tal, en algún momento las marcas Ajax y Clorox se debatían por el liderato del mercado.


Para el año 2006 según lo publicado por el periódico El Universo en su página web, Clorox compra el negocio de blanqueadores de Colgate Palmolive en Latinoamérica, dando como resultado la adquisición de la licencia de Ajax LATAM en especial para los países de Colombia, República Dominicana y Ecuador. La marca, aunque no está presente en el mercado Dominicano según lo investigado, sigue con vida en otros mercados extranjeros.


Prin


No preciso con exactitud la fecha de nacimiento y cierre de tiendas Prin. Era una tienda especializada en ropa para niños y bebés en la República Dominicana que durante décadas fue parte de la cultura popular del dominicano. Este grupo de tiendas existió desde siempre, y ofreció sus servicios a los padres dominicanos desde la década de los 80 's.



Según su cuenta de instagram, su última publicación fue realizada en el año 2017 y desde entonces no han vuelto a realizar promociones a través de las redes sociales. Según las indagaciones realizadas para este artículo, todas sus tiendas en la actualidad se encuentran cerradas.


Radio Shack (1921 - )


Radio Shack popular en los Estados Unidos de América y Latinoamérica, fue una tienda especializada en venta de productos electrónicos fundada en 1921 en Boston Massachusetts.



Tampoco preciso el año del cierre de las tiendas RadioShack en República Dominicana, pero es de la creencia que la misma cerró en todo el mundo, rumor que no es correcto. Aunque la compañía enfrentó problemas en el 2014, fue adquirida por General Wireless Operations. Desde entonces la marca ha permanecido en el mercado con muy bajo perfil perdiendo el protagonismo que obtuvo en su época dorada.


Mientras en el 2015 General Wireless Operations adquiere la marca Radio Shack en Estados Unidos, lo propio hacia el Grupo Unicomer en San Salvador, adquiriendo, la propiedad intelectual y los contratos de los franquiciatarios existentes de RadioShack para toda Centroamérica, Suramérica y el Caribe. Lo mismo pasó en México, a través del Grupo Gigante adquirió el 100% de las licencias para México.



Como pudieron observar con los últimos ejemplos, las marcas no mueren, a excepción de aquellas que pertenecen al sector financiero de cualquier país, pues en este sector el nombre de las marcas está asociado muy estrechamente a la confianza. Fíjense en el relanzamiento de BANINTER. Para algunos que no conocen esta marca, no entenderán su connotación negativa en la sociedad dominicana, es tan así, que la palabra sólido que formaba parte de su eslogan, está vetada de cualquier mensaje publicitario por su vínculo directo con el quebrado banco.


¿Cuales otras marcas pudiéramos entender como muertas? Por ejemplo, en la investigación de este artículo me enteré que Supermercados Pola aún sigue operando en las localidades turísticas de la República Dominicana de Bávaro y Samaná. Escribe tus aportes en los comentarios.


63 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo